El fin del Mercado de La Parada (Lima, Perú)

Entre octubre de 2012 y marzo de 2014, el más grande de los mercados populares del Perú, construido por generaciones de migrantes, fue violentamente desalojado y destruido como parte de los nuevos proyectos de “modernización” y limpieza social emprendidos por la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML), bajo la gestión de la Alcaldesa Susana Villarán y su Gerenta de Fiscalización Susel Paredes, una gestión auto considerada “progresista” y de izquierda.

La Parada fue el Mercado Mayorista de Lima, fundado hace casi 70 años. Este recinto fue la cuna y cobijo de miles de personas que llegaban del interior del país a la capital. En La Parada, forjaron su destino y, organizándose ellos mismos, crearon sus propios medios de trabajo. Hoy, tras décadas de abastecer a la ciudad, los miles de trabajadores de La Parada, son llamados delincuentes, gente de mal vivir, usurpadores, mafiosos, sucios, informales, entre otros insultos que no hacen más que evidenciar la reactualización de los discursos clasistas- racistas de los sectores medios y altos de Lima.

Comerciantes minoristas, ambulantes, recicladores, estibadores, cachueleros, entre otros trabajadores, fueron expulsados con violencia, humillados, golpeados, asesinados, encarcelados y estigmatizados. De su historia nada se sabe o no se quiere saber, sólo el prejuicio impuesto por la prensa y la Municipalidad que clausuró el mercado por supuestas condiciones “insalubridad e inseguridad”, obedeciendo a sus planes de limpiar Lima.

14_b

El Operativo de octubre de 2012, que culminó con el asesinato de 4 personas, y la clausura y demolición en marzo de 2014, fue mayoritariamente celebrado por la clase media aspiracional y alta limeña. Sin embargo ambos operativos y medidas usadas por la MML, constituyeron una burla a la ley que dicen cumplir, pues recurriendo a medidas autoritarias la MML, en abuso de su poder municipal, promulgó ordenanzas y resoluciones con el fin de evadir el proceso de desalojo, que sólo podía interponerse por la vía judicial. Estrategias para eludir la justicia, e imponer su cometido a cualquier costa.

Estas medidas son parte de un proceso de “modernización” y limpieza social emprendido en Lima, que arrasa personas, trabajos y dignidad. Sin embargo las y los trabajadores de La Parada no se han rendido, resisten, organizan marchas, plantones, vigilias, esperando que se haga justicia. Pese a que el mercado ya ha sido Clausurado y demolido, y sobre él se construyó “El Parque del Migrante”, espacio que debía traer “cultura y orden” a la zona, de acuerdo a los planes de la Municipalidad Metropolitana de Lima, el mismo que a la actualidad es un espacio enrejado y custodiado por policías.

Esta información es parte de la ficha que Museo de los Desplazados dedicó al importante material de investigación de los colaboradores Killari & Mapu Sonqopu, y que puede verse en este link.

Anuncios

Un comentario en “El fin del Mercado de La Parada (Lima, Perú)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s